Estás acá: Inicio » Articulos » Disculpas tangueras

Disculpas tangueras

Cuando somos niños se nos enseña que debemos disculparnos cuando cometemos un error o lastimamos a alguien. Ahora como adultos lo tenemos arraigado. Algunos se disculpan demasiado seguido, pensando que eso ayudará a la situación. No lo hace. No estoy diciendo que no deberías disculparte jamás, ya que hay ciertas circunstancias en las que decir “lo siento” es muy necesario, pero debería ser la excepción y no la regla. Esto puede venir como una sorpresa para algunas personas: realmente no es necesario disculparse por cada equivocación cometida mientras se baila. La mayoría de los errores serán pequeños y si no decís nada, a lo mejor ni siquiera será notado por tu compañero y mucho menos por los que están mirando. Y aún si es notable, simplemente tomá una nota mental para no volver a hacerlo y seguí adelante.

KP_Argentinian_Tango_by_PhysicRodrigo

Fuente: http://physicrodrigo.deviantart.com/art/KP-Argentinian-Tango-118075119

Las personas que bailan saben que al cometer un error no pueden detenerse, deben continuar como si nada hubiera pasado. La audiencia no sabe cuales son tus intenciones, así que si continuás moviéndote nadie lo sabrá.

Algunas escuelas de pensamiento tanguero dirán que la culpa es siempre del que guía, aún cuando lo no es. Eso estará bien, pero mismo las disculpas del guía deberían limitarse a uno o dos “ups, perdón!” como mucho. Y tanto éste como el guiado deberían tomar una nota mental del error y luego enfocarse en hacerlo correctamente la próxima vez, sin importar de quién haya sido la “culpa”.

Todos cometemos errores al bailar, aún los profesionales y más experimentados. Una guía puede no ser perfecta, o el guiado pudo haber dejado de prestar atención, o un rápido cese pudo haber sido necesario para escapar a un potencial accidente, como que uno le pise los dedos a su compañero. Es importante reconocer que esto puede sucederle a cualquiera, y poco tiene que ver como las habilidades de la persona como bailarín.

No siempre es obvio cuándo disculparse y cuándo no, así que aquí presentamos algunas pautas:

Cuándo disculparse?

  • Si pisaste, pateaste o tropezaste con alguien. Siempre reconocé esto mismo durante la pieza o, idealmente, en el intervalo entre canciones, para no interrumpir el flujo de baile.
  • Pisaste a o lastimaste a tu compañero.
  • Cometiste un error muy obvio que ha perturbado el flujo en la pista de baile.

Cuando no disculparse?

  • Errores mientras guiás o sos guiado. Tomá una nota mental y seguí moviéndote.
  • Mientras estás aprendiendo un nuevo paso en clase o en la práctica. Usualmente un “intentemoslo de nuevo” es suficiente.
  • Si ya te disculpaste antes durante el baile.
  • Una vez que la tanda ha finalizado y mencionando errores que cometiste durante el baile (esto es especialmente malo).

Los errores ocurren más frecuentemente cuando estás empezando a aprender. Si estás en una clase o practicando, debes entender que es parte del proceso de aprendizaje. Practicar una y otra vez te ayudará a cometer menos equivocaciones en el futuro.

A menudo nos disculpamos con nuestro compañero cuando queremos que sepa que sabemos que nos hemos equivocado. Recordá hacer tu ego a un lado y simplemente aceptar que los errores son parte de aprender y bailar.

Cuando te disculpás demasiado seguido, esto da la impresión de que no tenes confianza en tus propias habilidades como bailarín. Y si no tenés confianza en vos mismo, será difícil para otros tener confianza en vos. Sabias palabras para considerar: “fingilo hasta que lo logres”. Fingir confianza puede hacer maravillas, especialmente haciendose camino en milongas.

 

Estas son mis opiniones, qué pensás VOS sobre disculparse durante el abrazo del tango?

 

Nota original: http://sflovestango.com/apologizing-in-tango/

comentarios (3)

Dejá un comentario

Ir arriba